MIAMI DESDE CASA

Un Viaje De Película

El turismo, como bien sabemos es la industria más grande del planeta, que además se segmenta en varios aspectos que según la ocasión van con cada uno: trabajo, placer y el deber que termina en ambos. Desde cualquier parte nos movemos a nuestros destinos, aun cuando las limitaciones por la pandemia estén por doquier y en alguna que otra oportunidad esto es un obstáculo para poder viajar.


Sin embargo, cada vez son más y más los destinos con sus fronteras listas para recibirnos. Miami es uno de ellos, siempre soleado, hermoso, franco, con su gente bella de todas partes emprendiendo en virtud de la libertad y el amor a la vida. Miami siempre fue un destino preferido por muchos. Recuerdo en los 80 que en Venezuela, siempre se decía: “vámonos pa´maiami” por escribirlo como sonaba. Y es que Miami era, es y será el destino por excelencia para los Latinoamericanos y debo decirlo también europeos y asiáticos.

En realidad, salir de casa, tomar un avión y el mismo día estar en el Downtown de Miami, era un sueño de película. Es obvio que, las cosas han cambiado. Pero lo que no cambia es la emoción que se siente cuando pensamos en viajar a Miami. Esta increíble ciudad está llena de lugares que nos hacen sentir que somos los protagonistas de esas películas de Hollywood, en donde el pasado se fusiona con el presente. Esta es una de las características urbanas, pero también la buena vibra y el positivismo. Los habitantes del sur de los Estados Unidos de América, siempre tienen una sonrisa que antecede al saludo.


Si volamos a Miami desde el Extranjero, llegamos al Aeropuerto Internacional de Miami , a unos 13 Kilómetros del centro. Es la gran puerta a quienes viajamos desde América del Sur por ser el más cercano a las ciudades principales del sur de La Florida y por supuesto a las atracciones turísticas más importantes. Al llegar a este aeropuerto nos damos cuenta de la magnitud de sus operaciones y sobre todo del enorme tráfico de personas de todas partes del mundo que vienen a disfrutar de las bondades de Miami.

Es importante mencionar que la ciudad, fue fundada el 28 de julio 1896 y en la actualidad es calificada como una de las 9 más grande de los Estados Unidos. Se desarrolla en medio de un compendio de actividades financieras, comerciales, entretenimiento, artísticas y por supuesto turísticas. Parques de atracciones, Museos y galerías súper interesantes, la más increíble gastronomía con platos exóticos de todo tipo, ofertas de hospedajes infinitas, el café es uno de los mejores que he probado, calles y avenidas repletas de una arquitectura magistral; la mejor música para celebrar la vida bailando, entre lo mucho que tiene Miami para nosotros.

Las playas, son la joya de la corona en cuanto estos espacios naturales de sol y aguas cristalinas con un mundo entero de diversión y muchas experiencias por vivir. Inclusive, el Puerto de Miami es sin duda el que recibe la mayor cantidad de cruceros que le adornan con sus grandes barcos con banderas ondeantes de todas partes del mundo.


Cuando estemos en casa imaginando a donde ir una vez que todo vuelva a la normalidad, usted debe colocar el dedo índice en el mapa con coordenadas 25.7617° N, 80.1918° W y fijar el rumbo. Miami tiene todo lo que un turista quiere disfrutar, desde lugares increíbles para la diversión y el placer hasta el desarrollo ordenado de la ciudad. De hecho, la Revista Forbes, galardonó en el 2008 a la ciudad de Miami como “La ciudad más limpia de los Estados Unidos de América”, por el aire que se respira, por sus grandes espacios verdes, maravillosa agua potable lo cual es ya es grandioso y porque el gobierno local cumple con extraordinarios programas de reciclaje de desperdicios.


Es bien sabido por todos, que en esta maravillosa ciudad de Florida cohabitan el más alto índice de latinos, de allí que en 1993 el español fue declarado idioma oficial en el Condado de Miami-Dade, ya que más del 70% de sus habitantes lo hablan como primera lengua. Y es que algo especial tiene este punto del planeta que todos queremos visitar y muchos residenciarse. Es como si al visitar Miami, la suerte nos abraza y no hace mejores.


Todo cuanto pasa mientras que estamos en Miami, nos sienta bien. Está comprobado que en sus hermosas playas se disfruta de algo más que sol, porque algunas de ellas son ideales para ir en familia en un paseo inolvidable. Otras playas son pura fiesta de día y de noche, lo cual es bueno para los grupos de jóvenes. Una de las más visitadas es la playa de South Beach. Se dice que los cuerpos más esculturales se pasean por el lugar bañándose de sol y de las miradas más curiosas.


Ubicada en Ocean Drive, lo más interesante de esta playa es que de un lado está el mar para refrescarte y al frente, al cruzar la calle puedes pasar increíbles ratos en los restaurantes con gastronomías multiculturales en su mayoría comida rápida, cafeterías (café del bueno) y otros establecimientos del buen comer; en familia, entre amigos o con el amor de tu vida, que como he dicho miles de veces es la mejor compañía para viajar. Al respecto de eso, si de momentos especiales se trata puedes también buscar otras opciones gastronómicas para paladares más exigentes en las zonas de Wynwood, Brickell, Little Havana y en el centro de la ciudad, igualmente recomendables.


South Beach se abre al público entre South Pointe Park y Lummus Park Beach. El primero, conocida como la playa de la película Baywatch, es concurrido por deportistas, patinadores y turistas en topless; playa icono de la televisión americana. Al aterrizar en Miami, suelte las maletas y corra a esta playa de aguas color turquesa porque será una de las actividades más deliciosas, en todos los sentidos.


Seguidamente nos conseguimos con South Pointe Park, más al extremo sur de Miami Beach, algo distinto a la anterior. Con mucha vegetación, ideal para pícnic, muelle para pescar y espacios increíbles para el relax y por supuesto el romance. Son dos caras de la misma moneda para diferente público. La puesta de sol en esta playa invita a quedarse varios días y formar parte de esa Miami a quienes nos encanta la tranquilidad en buena compañía.


Si hay una ciudad abierta a todos los tipos de público, en todos los sentidos del buen vivir, esa es Miami. La ciudad de artistas y canales de televisión, de la prima que se fue hace mucho y siempre te invita, la ciudad de la cuba libre y el latino emprendedor, la ciudad del broceado permanente, de los derechos de todos y donde todos hacen política; la ciudad de los premios y festivales. Donde la bondad de su gente está primero y hay tantas cosas buenas, que lo malo, no cuenta.


Playas hay para todos los gustos, es cierto; pero también está lleno centros comerciales, grandes rascacielos de centros de oficinas que nos distraen de la Miami en la que pensamos desde casa. Esa Miami, noble, afable, con gente que canta, baila en cualquier esquina y al son de un ritmo que se lleva en la sangre latina.

Con calles impecables y corazones fuertes que se reinventan una y otra vez entre huracanes y pandemias, sin importar lo que pase, la ciudad sigue indomable al tiempo y a los cambios globales, siempre en espera del turista, ese que soñó conocerla más allá de una película, ese visitante que espera consciente la oportunidad de volar a los Estados Unidos de América, solo para conocer Miami. Si ya puedes viajar y te atreves a volver al ruedo de la mejor forma de vivir, Miami te espera y recuerda que la salud cuenta mucho más que antes, así que toma toda precaución posible desde que salgas de casa cumpliendo con todas las normas de Bioseguridad por ti y por los que te esperan.


Nos vemos en un próximo destino, siempre soñando y siendo felices.